Culturas, Relatos — March 19, 2012 at 8:59 pm

Soma

by

Quiero que me pongas los sentimientos a flor de piel -le dijiste-.

Encendió la tele, jugueteó con el mando a distancia cambiando de canal y ahí estaban: “Los sentimientos a flor de piel”.

No entiende nada, y por eso estás disgustado. A veces es enojo, otras veces es algo más, casi ansiedad y angustia. Con un diagnóstico de cefaleas tensionales y distimia, que en realidad no es nada más que sentirse fuera de lugar día tras día, algo así como el desarraigo.

 

Lo has pensado miles de veces, y quizá sea la forma de vida más fácil. Andar puesto hasta el culo de soma, como Lenina Crowne**, y mira, que lo que tenga que ser sea…

A ti te viste las ojeras la conciencia, y no pretendes sonar poético ni rimbombante; es más desafías a cualquier moderno que se crea Neruda a describir de mejor forma tu estado de ¿ánimo? actual.

Las preocupaciones ajenas que se hacen propias pesan, mientras ellos duermen tranquilos como Dios les trajo al mundo, totalmente miserables.

¿Y tú? ¿Acaso eres la voz crítica entre  la muchedumbre vocinglera? Te gusta que te diga que, eres “el precario despierto entre los dormidos y desclasados”, cuando en realidad sabes que no tienes nada de único. Sabes que no puedes dejar de ser uno más, y eso te jode sobremanera.

Por eso hoy vas a salir. Por eso hoy no quieres saber, no vas a leer la prensa y vas a darle pábulo a la ignorancia. Hoy quieres preocuparte del color de tu camisa, de si conjunta o no con la corbata, pero hoy no quieres pena ni lamento.  Vas a volver a beber, vas a comer techo, y por eso hoy vas a volver hacer un puto Erasmus en sábanas ajenas.

 Lo has pensado miles de veces, y quizá sea la forma de vida más fácil. Andar puesto hasta el culo de soma, como Lenina Crowne**, y mira, que lo que tenga que ser sea…

 Te despiertas en su cama, lúcido o no, pero nervioso, consciente, tan crítico como tarado, tan juicioso como chiflado. Loco, quizá utópico, inconformista, otra vez contigo, buenos días jodido pesimismo enfermizo.

Huele a tostadas recién hechas, y en tus ojos desidia y legañas que casi te impiden abrirlos. Comienzas otro día más enunciando la eterna pregunta,“¿cuántos días como este voy a aguantar aquí?” Te acercas a ella entonces; “Por favor, quiero que me pongas los sentimientos a flor de piel” -le dices-.

Encendió la tele, jugueteó con el mando a distancia cambiando de canal y ahí estaban: “Los sentimientos a flor de piel”.

No entiende nada, y por eso estás disgustado. A veces es enojo, otras veces es algo más, casi ansiedad y angustia. Con un diagnóstico de cefaleas tensionales, distimia, que en realidad no es nada más que sentirse fuera de lugar día tras día, algo así como el desarraigo.

A ti te viste las ojeras la conciencia, y no pretendes sonar poético ni rimbombante; es más desafías a que cualquier moderno que se crea Neruda, describa de mejor forma tu estado de ¿ánimo? actual.

Las preocupaciones ajenas que se hacen propias, mientras ellos duermen tranquilos como Dios les trajo al mundo, totalmente miserables.

Información
*Wikipedia said: [El soma es una droga fantástica que aparece en la novela “Un mundo feliz” (Brave New World) (1931) de Aldous Huxley. Los personajes la consumen y con ella curan sus penas, ya que en la novela es una droga que todo el mundo toma cuando se encuentra deprimido. “Si por desgracia se abriera alguna rendija de tiempo en la sólida sustancia de sus distracciones, siempre queda el soma: medio gramo para una de asueto, un gramo para fin de semana, dos gramos para un viaje al bello Oriente, tres para una oscura eternidad en la luna”] ** Personaje de la novela, “Un mundo feliz” (Brave New World) (1931) de Aldous Huxley.

Leave a Reply

— required *

— required *